/media/duena-propias-ideas.jpg

Sé dueña de tus propias ideas

¿Seguir trabajando para los grandes o abrir tu propio camino? Marifer, escritora de profesión, te da las claves si decides elegir la segunda opción.

Career

Hace algunos años tuve el gusto de conocer a Karla. Eso fue cuando las dos estudiamos el curso de El Oficio del Editor en Centro. En esa clase recuerdo que algunas de mis compañeras tenían sueños e ideas y otras simplemente estaban pasando el rato. Karla era del primer grupo. Después de ese curso no supe mucho de nadie y seguí mi camino.

Entré a trabajar en el área editorial en revistas de mi ciudad. Luego emigré a Nueva York, lugar donde siempre quise vivir y abrí mi página web donde compartí muchas historias de La Gran Manzana y romanticismo al estilo Carrie Bradshaw, le puse From35thsteet como la calle donde vivía en Manhattan.

Aunque parezca broma se hizo una página muy querida por la gente mexicana de la ciudad, era conocido como el blog de la chica que fue a buscar un vestido de novia a Nueva York y nunca regresó. Logré contribuir y colaborar con varias revistas mexicanas desde ahí y cubrir desfiles de moda que estaban un poco en mi checklist. A diferencia de los bloggers, yo tenía que hablar de lo que veía y escribir del tema, no podía solo ir, posar y sentarme. Era una gran satisfacción.

Por otro lado, lo poco que sabía de Karla era que entró a trabajar a una de mis revistas favoritas en la parte editorial, luego se cambió de revista, me invitó a colaborar en algunas de ellas y hace relativamente poco dejó el ‘changarro’ y abrió su sitio web, The Blank Letter, del cual me invitó a ser parte y yo, como pocas veces lo hago últimamente, dije que sí. Y es que tengo que admitir que me gustó mucho su diseño, la creatividad y la forma en la que me hicieron la invitación.

Algo que quiero platicar en este espacio, es que ir contra corriente y abrir tu propio camino es difícil. Cuando abrí mi página, fue precisamente con la idea de escribir y compartir lo que yo quería, sin tenerle que pedir permiso a nadie más que a mí misma y ser mi propia editora. Contar historias en primera persona y sobre temas de amor, trabajo o incluso aventuras cómicas.

Ir contra corriente y abrir tu propio camino es difícil.

Es la misma razón por la que ahora escribo esta pequeña recapitulación pues me encanta la idea de ser libre en lo que quieres compartir. Hoy uno fuerzas con The Blank Letter para contar historias y dejar ir la imaginación.

Cualquier profesión que requiera creatividad como lo es escribir, a veces necesita de cierta valentía para ser libre y elegir entre seguir trabajando para los grandes o abrir tu propio camino. Es algo que he hecho un poco y seguiré haciendo con @from35thstreet que no nada más es una página (que admito esta un poco olvidada) y que gracias a este espacio me recuerda que tengo que volver a ella para de ahí partir, pero también es un libro que va en camino y son un conjunto de ideas que van tomando vida poco a poco.

The Blank Letter es un poco esa misma filosofía: cuando un capítulo termina, empieza uno nuevo, tuyo, increíble ¡y mucho más emocionante! Y creo que es algo que todas debemos saber, que dejar ir tu imaginación para crear un proyecto propio es bien importante. ¡Aduéñate de tus ideas y compártelas con el mundo!

P.D. Las van a AMAR.

Cualquiera que tenga algo que decir, puede escribirlo en The blank letter. Publicamos artículos escritos por autores con diversas opiniones, que no necesariamente reflejan nuestra forma de pensar. ¿Tienes algo que contarnos? Da click aquí y descubre cómo.

Newsletter

¡Tienes un nuevo mail!

Recibe cada mes en tu mail una selección curada de noticias. Inspírate a construir el estilo de vida de tus sueños y descubre cosas, lugares y proyectos cool. Psst… ¡es gratis!