/media/refelxiones-jubilacion.jpg

Reflexiones de una mujer a punto de jubilarse

"¿Cómo es posible que ya tenga esta edad?..." Una programadora informática que está a punto de jubilarse, nos comparte los pensamientos, sentimientos y algunas vivencias de este tan esperado momento de la vida.

Career

Casi todos nosotros llegamos a una reflexión en un momento dado: ¿cómo es posible que ya tenga esta edad?

No es un secreto; el tiempo pasa velozmente y con frecuencia, es difícil admitir que la persona que tenemos frente al espejo seamos nosotros mismos. Pero yo tengo un pequeño truco para reubicarme. Y es, sencillamente, hacer un repaso mental de la vida durante esos años, la cantidad de sucesos, alegrías, preocupaciones, todo. Al ser conscientes del bagaje que llevamos encima, es cuando todo encaja; ha pasado todo ese tiempo y nuestra alma da cuenta de ello.

Yo tengo un pequeño truco para reubicarme. Y es, sencillamente, hacer un repaso mental de la vida durante esos años...

En España, la legislación en materia de jubilación está a punto de dar un paso que va a afectar a muchos trabajadores. Los baremos de años de cotización y de edad se han incrementado. Yo todavía puedo acogerme a una jubilación anticipada. A los sesenta y tres años, eso sí, después de cuarenta y cuatro de trabajo.

Tenía muy claro que iba a jubilarme en cuanto fuera posible. Mi profesión me ha llenado de satisfacción, pero a costa de un desgaste importante a nivel mental. Cuando empecé a trabajar como programadora informática, empezaban a licenciarse los primeros universitarios en esa disciplina, en mi país. Era tan desconocida que recuerdo que una vez, una señora entró en el departamento para preguntar por algún tipo de trámite oficial. “No; no es aquí, esto es informática” le dije. Ella me respondió “pues a eso vengo, a que me informen”.

Eran los tiempos en que los traductores de los libros técnicos decían “un poco de memoria” cuando interpretaban el término bit.

Sin embargo, este tiempo previo a la jubilación estoy intentando aprender a hacer programas en Android, para celulares o cels, como les llaman en ese lindo país a lo que aquí conocemos como móviles. Así que creo que no tengo remedio.

Lo primero que voy a hacer un es viaje a Andorra, donde vive casi toda la familia de mi marido y luego iremos a Barcelona. También queremos hacer más tarde el viaje de Luna de Miel que no llegó a tener lugar, a Roma y Florencia. Sucedió una de esas cosas con que la vida te sorprende, pero esa es otra historia.

☆ Lee también: Después de todo… ¿qué es madurar?

Y a la vuelta, a disfrutar de cada momento, a aprender nuevas cosas. Por ejemplo, cosmética natural. Me apetece mucho hacerme yo mis productos de belleza y perfumes. Y la lista de intereses es interminable; retomar la guitarra, el dibujo… Pero sobre todo, dar gracias por cada día que amanezca. Porque cada día de vida, a los veinte o a los ochenta años es un regalo.

Abrazo con el corazón a mis hermanos de México.

Coral

Cualquiera que tenga algo que decir, puede escribirlo en The blank letter. Publicamos artículos escritos por autores con diversas opiniones, que no necesariamente reflejan nuestra forma de pensar. ¿Tienes algo que contarnos? Da click aquí y descubre cómo.

Newsletter

¡Tienes un nuevo mail!

Recibe cada mes en tu mail una selección curada de noticias. Inspírate a construir el estilo de vida de tus sueños y descubre cosas, lugares y proyectos cool. Psst… ¡es gratis!