/media/pelo-frizz3.jpg

3 productos que me ayudaron a aceptar el frizz de mi cabello

Después de años de planchar mi pelo todos los días, decidí aceptar su textura natural. Descubre cuáles fueron los productos que me ayudaron a lograrlo.

Pretty

Siempre he tenido una relación de amor-odio con mi pelo. Me acuerdo que cuando iba en primaria pedí que me cortaran el pelo como Annie y Hallie en Juego de Gemelas y cuando me ví en el espejo, me pareció que me veía más bien como Hermione en la primera película de Harry Potter.

Además, creo que no ayudaban nada los anuncios de productos para el pelo que prometen dejarte una melena “manejable, sedosa y brillante” porque las protagonistas de esos anuncios siempre han sido mujeres que claramente han pasado horas sentadas en un camerino, con un equipo de peinadores profesionales detrás, que usan todo tipo de herramientas para dejarles un peinado perfecto. Esto lo entendí por ahí de los 15 años, así que pedí una plancha como regalo de Navidad y por más de cinco años me alacié el cabello todos los días –ya podrás imaginarte cómo quedó.

Fue alrededor de mis 22 años que decidí romper esa relación tóxica con la plancha y dejar que mi cabello se recuperara de todo el daño que le había hecho. Las trenzas se convirtieron en mis mejores amigas y en mi signature look por varios años, mientras tanto me dediqué a probar cientos de productos como shampoos, acondicionadores, cremas para peinar, aceites, mascarillas y básicamente todo lo que prometiera dejar mi pelo libre de frizz.

Decidí romper esa relación tóxica con la plancha y dejar que mi cabello se recuperara de todo el daño que le había hecho

Y aunque me encantaría decirte que encontré un remedio mágico con el que por fin logré tener el cabello que siempre quise, no es así. Con el tiempo aprendí a identificar algunos factores que ayudaron a que mi pelo estuviera más controlado, por ejemplo, cepillarlo antes de bañarme o también descubrí que cuando no lo lavo se acomoda mejor (por suerte ya existe el shampoo en seco).

De todos los productos que he probado hasta ahora (y créeme, han sido muchos) hay tres en especial que se volvieron parte de mi rutina y que sin duda volvería a comprar una y otra vez:

1. Tratamiento de Moroccanoil

Aceites de argán hay muchos, pero ninguno como el de Moroccanoil. Fue uno de los primeros que probé y aunque hubo muchos más después, ninguno me logró convencer tanto como éste porque, además de dejar mi pelo súper brillante e hidratado, también ayuda a evitar el frizz, desenredarlo y le da un aroma delicioso.

tratamiento-moroccanoil.jpg

¿Cómo lo uso?

Todos los días, una media hora después de bañarme cuando mi pelo ya no está tan mojado, porque así me ayuda a darle un poco de forma y a acelerar el secado. Es súper importante aplicarlo solo de medios a puntas porque si lo aplicas cerca de la raíz tu cuerpo cabelludo podría ponerse grasoso. Tip: Siempre llevo la versión de bolsillo conmigo para re aplicarlo durante el día si mi cabello se encrespa. Cómpralo aquí por $965 mxn.

2. Perfect Hair Day In-Shower Styler de Living Proof

Primero tengo que decir que todos los productos que he probado de Living Proof me encantan, pero el In-Shower Styler me conquistó desde el primer uso y me pareció un producto súper innovador, práctico y perfecto para la ajetreada vida contemporánea. Básicamente, es una especie de crema para peinar que se aplica en la regadera y le da ondas definidas a tu pelo con solo dejarlo secar al aire libre.

living-proof-in-shower-styler.jpg

¿Cómo lo uso?

Este es un producto que solo uso de vez en cuando, cuando quiero darle un toque diferente a mi pelo sin tener que usar herramientas de calor. Después de lavarme el pelo con shampoo y acondicionador como lo hago normalmente, aplico un poco de producto de raíz a puntas, lo dejo actuar por un minuto y lo enjuago. Luego me pongo una toalla en la cabeza por unos diez minutos y después me hago trenzas gruesas por todo el cabello. Durante el tiempo que desayuno, me visto y me traslado al lugar al que vaya, dejo que mi pelo se seque con las trenzas y al deshacerlas tendré unas ondas bien definidas, con volumen y mucho movimiento. Tip: Asegúrate de tener suficiente tiempo para que tu pelo se seque. Cómpralo aquí por $550 mxn.

3. Silken Up Dry Conditioner de Amika

Si tú también eres team shampoo en seco, entonces seguramente te encantará este acondicionador en seco de Amika. Mientras la función principal del shampoo en seco es absorber la grasa y la suciedad acumulada en el pelo después de uno o dos días de no lavarlo, el dry conditioner se encarga de suavizar y hacer que el pelo sea más manejable.

amika-silken-dry-conditioner.jpg

¿Cómo lo uso?

Después de aplicar shampoo en seco (en esta nota te decimos cómo se usa el dry shampoo), aplico el acondicionador de Amika de medios a puntas a unos 10 o 15 centímetros de distancia y después voy desenredando mi pelo y dándole forma con los dedos. Tip: A veces también lo uso cuando tengo un compromiso por la tarde o noche y no me da tiempo de peinarme, le da un poco de forma y volumen a mi pelo. Cómpralo aquí por $533 mxn.

Aunque esos tres productos han sido de gran ayuda para facilitar mi rutina, hay algo que definitivamente hizo la diferencia y me ayudó a ser más feliz con mi cabello: aceptar su naturaleza. Cuando acepté que nunca iba a tener pelo delgado ni ni lacio y aprendí a ver la belleza en su textura natural, fue cuando realmente me sentí bien con mi apariencia.

¿Tú también aprendiste a aceptar tu cabello natural? ¡Cuéntanos cómo lo hiciste! Nos encuentras en redes sociales como @theblankletter

Cualquiera que tenga algo que decir, puede escribirlo en The blank letter. Publicamos artículos escritos por autores con diversas opiniones, que no necesariamente reflejan nuestra forma de pensar. ¿Tienes algo que contarnos? Da click aquí y descubre cómo.
#cabello #pelo #productos #frizz #moroccanoil #Amika #Living Proof #Silken Up Dry Conditioner #dry shampoo #In-Shower Styler #tratamiento #ondulado #liso
Usamos cookies y bla bla... aceptar