/media/crueldad-larga-disnacia.jpg

La crueldad de la larga distancia ¿un dolor innecesario?

No hay un final feliz aquí (es triste, lo sé) excepto que, como dijo la escritora Leticia Sala: “cuando leas esto será tu presente, ya no será el mío”.

Wellness

¿Realmente las relaciones a distancia, son menos importantes que las relaciones con personas que podemos ver y tocar?

Desde que empezó la pandemia he conocido a personas realmente geniales a través de internet y he hecho buenos amigos por Instagram pero, ¿qué pasa cuando crees que te gusta alguien que vive en otro estado?

Cuando murió mi abuelo encontré un consuelo muy grande en un amigo que pronto se convertiría en una de mis personas favoritas, ¿algún problema con esto? Mmm… sí, de hecho sí, ya que esta persona vive muy lejos. Interesante ¿verdad?

Había querido escribir sobre esta “relación” desde hace unos meses pero no encontraba cómo él podía encajar en una narrativa de la cual yo aún no sabía qué pasaría, pero ahora sé que esta relación es un poco más complicada de lo que pensaba.

Las relaciones a distancia para mí son un dolor innecesario, aunque estoy completamente a favor de esa conexión que puedes llegar a tener con alguien, sin siquiera verlo o tocarlo ya que son sentimientos reales e intensos. I mean ¿No has visto Love is blind?

La conexión que tuve con él fue algo nuevo para mí, ya que anteriormente el contacto que tenía con esta persona era escaso, pero tras una tarde de varios audios por Instagram sabía que quería que siguiera esa amistad y así fueron los siguientes días y semanas, hasta llegar al grado en que, si él no me mandaba un mensaje, yo me sentía rara, lo extrañaba. Como dije, este sentimiento era nuevo para mí, ya que era una amistad que estaba dispuesta a proteger. Siempre he pensado que hacer amigos como adulto es realmente difícil y no quería mezclar sentimientos, no quería arriesgar mi salud mental, pero sobre todo no quería precipitarme a una gran desilusión que sin duda llegó.

Sin conocerlo físicamente sé que él ronca, que hace ruidos graciosos con su nariz cada vez que me llama, y que bebe café al despertar; sé que en sus DM habla con algunas chicas con las que él busca llenar sus vacíos.

ilustracion museo de sam

crédito: cortesía @museodedam

Él también sabe cosas acerca de mí, él sabe que me da miedo decir te quiero, sabe que mi tolerancia al alcohol es de cero y creo que sabe más cosas de lo que quiero reconocer. Pero sobre todo ambos sabemos que existe una exquisita tensión sexual entre nosotros (¡Creeme! Este chico sabe escribir y mandar audios calientes que hacen que las cosas se pongan un poco húmedas)

Cuando un sentimiento de cariño por él llegó recuerdo entrar en pánico, era muy confuso porque estaba en conflicto conmigo misma; no sabía si era algún tipo de “amor” ya que esa palabra no está en mi vocabulario, no es algo que yo sienta o diga todos los días. Decidí hacerle frente a la situación, sabía que había algo ahí, después de todo esta persona le había hecho tanto bien a mi vida, me hacía reir, me hacia sentir que todo iría bien, él me brindaba un gran consuelo cuando las cosas en mi vida se oscurecían.

Pero también me hacía dudar de míi misma, yo estaba en una situación donde no podía controlar mis emociones e impulsos, me daba miedo dar todo sin recibir nada a cambio, pero luego empecé a estudiar esta “relación” y tristemente encontre mas contras que pros; y aquí viene algo realmente interesante, al yo expresarle cómo me sentía y las dudas sobre mis sentimientos, él decidió ignorarlos, encontré mi respuesta en su silencio, fue entonces donde no puede evitar sacar conclusiones y llegar a un veredicto: yo estaba queriendo a la versión idealizada que yo me había hecho en mi mente sobre él y de lo que él podría llegar a ser. Tuve mi propia visión sobre cómo podía llegar a ser una relación amorosa con él.

Mi pequeño enamoramiento no era más que un acto egoísta de mi parte, el querer que una persona cumpla ciertas expectativas cuando ni siquiera lo puedo tocar… no estoy diciendo que una relación a distancia no funcione, creo que tiene que haber un compromiso y una madurez emocional para poder llevar una relación así, algo que ambos no podemos hacer. Pero no me malinterpretes, no porque no lo pueda ver o tocar no quiere decir que no puedo sentir un aprecio hacia él o que no lo consideré importante en mi vida —porque en verdad lo es— solo que aún estoy entendiendo y aprendiendo cómo funcionan las amistades y las relaciones en general, tal vez Joaquín Phoenix se sintió así con Samantha en (Her).

ilustracion museo de sam

crédito: cortesía @museodedam

Estamos en constante cambio, siempre estamos evolucionando, nunca vamos a ser las personas que fuimos el día anterior, ayer pude tener los sentimientos más sinceros hacia una persona que jamás he visto o tocado —y que no sé si algún día lo haré—, y hoy puedo suponer que me siento de esta manera: si alguien no me está dando exactamente lo que quiero, no debe quererme lo suficiente y probablemente debería irme.

No hay un final feliz aquí (es triste, lo sé) excepto que, como dijo la escritora Leticia Sala: “cuando leas esto será tu presente, ya no será el mío”.

Cualquiera que tenga algo que decir, puede escribirlo en The blank letter. Publicamos artículos escritos por autores con diversas opiniones, que no necesariamente reflejan nuestra forma de pensar. ¿Tienes algo que contarnos? Da click aquí y descubre cómo.

Newsletter

¡Tienes un nuevo mail!

Recibe cada mes en tu mail una selección curada de noticias. Inspírate a construir el estilo de vida de tus sueños y descubre cosas, lugares y proyectos cool. Psst… ¡es gratis!