/media/perido-antes-toalla.jpg

¿Cómo era estar en tus días cuando no existían las toallas ni la copa menstrual?

Para llegar a este punto en el que el periodo ya no es un problema para nosotras, tuvieron que pasar miles de años, diferentes técnicas, y el sufrimiento de miles de mujeres.

Wellness

El periodo es una constante en la vida de casi todas las mujeres, cuando llega esa época del mes, solemos estar preparadas para cualquier situación con un kit que incluye desde toallas sanitarias y tampones, hasta pastillas para aliviar los cólicos e incluso ropa interior cómoda y perfecta para sobrellevar las molestias.

Pero no siempre ha sido así, para llegar a este punto en el que el periodo ya no es un problema para nosotras, tuvieron que pasar miles de años, diferentes técnicas, y el sufrimiento de miles de mujeres. Aquí un breve resumen:

- En el Antiguo Egipto, las mujeres usaban una especie de tampones elaborados con papiro; mientras que en la Antigua Grecia sus “tampones” estaban hechos con un cilindro de madera envuelto en lino.

- Durante la Edad Media, en algunos lugares de Europa, usaban una exótica receta para “reducir” el flujo menstrual: debían encontrar un sapo, quemarlo en una olla, y luego colocar las cenizas en una bolsa cerca de la vagina. ¿Te imaginas?

- En el siglo XIX las mujeres usaban un “cinturón de menstruación” el cual tenía una pieza de lino para absorber el flujo.

- A finales del siglo XIX se anunció la primera toalla sanitaria en los medios de aquella época, pero no fue tan bien recibido por todos los tabúes que existían en torno al tema, así que retiraron el producto del mercado. El cinturón seguía siendo la solución para muchas mujeres durante su periodo en los años veintes, solo que ya existía un modelo con una especie de toalla desechable.

- Durante la Primera Guerra Mundial, algunas enfermeras notaron que el algodón con el que curaban las heridas de los soldados era muy absorbente, descubrimiento que después Kimberly Clark convirtió en “Kotex”, la primer toalla sanitaria desechable.

- El primer “tampón” desechable como lo conocemos ahora fue creado en la década de los treintas, solo que el aplicador estaba hecho con cartón. Solía ser usado solo por mujeres casadas, ya que se creía que podía quitar la virginidad.

- Después de la Segunda Guerra Mundial, cada vez más mujeres comenzaron a usar un nuevo tampón sin aplicador.

- En la década de los cincuenta, volvió la vieja costumbre de usar un cinturón con toalla sanitaria desechable.

- En los sesenta el tema ecológico era muy importante, así que era muy común que las mujeres usaran toallas sanitarias lavables de tela.

- En los setenta las toallas comenzaron a lucir mucho más como las conocemos ahora, y se creó la primera con adhesivo para mantenerla en su lugar.

- A partir de los ochenta las toallas sanitarias se hacían cada vez más pensando en la comodidad y el estilo de vida de mas mujeres, con diferentes niveles de absorción, tamaños, “alas”, tampones con aplicadores plásticos, etc.

- En 2010 se popularizó el instrumento creado originalmente en la década de los treinta, que volvió para revolucionar por completo esta industria: la copa menstrual.

Ahora ya lo sabes, si nuestros antepasados no hubieran pasado por todas esas exóticas formas de lidiar con la menstruación, hoy en día no existirían todas las opciones que han facilitado nuestras vidas, desde la toalla sanitaria y el tampón, hasta la copa menstrual.

Newsletter

¡Tienes un nuevo mail!

Recibe cada mes en tu mail una selección curada de noticias. Inspírate a construir el estilo de vida de tus sueños y descubre cosas, lugares y proyectos cool. Psst… ¡es gratis!